Pues sí, aunque ya hace más de dos semanas que han cerrado google news, he decidido centrarme en este asunto por que parece que la mayoría de la gente aún no sabe muy bien todos los tejemanejes que han habido por detrás de la aprobación de la nueva ley.

Muchas son las repercusiones de este hecho y muy pocas han llegado a transcender a los medios nacionales, llegando a apuntar a la negativa a google a cumplir con la ley como principal hecho. Vamos una ley que se han sacado de la chistera la ADESE y el gobierno para intentar paliar la crisis que están sufriendo las grandes editoriales españolas. Crisis que se creían que podrían paliar extorsionando a google en lugar de solucionar todos los problemas de corrupción y mala prensa internos…

El razonamiento de esta ley es magnífico: bajo el presupuesto que Google se beneficia de enlazar nuestras noticias, vamos a hacer que google tenga que pagar por enlazarlas, pero claro, tampoco queremos que las pueda quitar y ya está (este método lo intentaron en Alemania y fracasó). Así que vamos a obligar a que tenga la obligación de pagar, sin poder quitarlos, y además vamos a hacer que los únicos beneficiarios seamos los miembros de la ADESE, independientemente de las noticias que se enlacen… Si señor, el hecho de que seamos el primer país democrático donde se ha cerrado el servicio de google news es por que Google ha incumplido la ley, se ve desde lejos…

Vamos, por supuesto, Google después de ver la ley y descubrir que nadie estaba dispuesto a ceder, se dio cuenta que más que una ley era un atraco a mano armada y cerró el servicio de google news directamente, mandándolos a todos a freír esparragos.

Enrique dans lo esplica muy bien en su blog:

“La crónica de cómo hemos podido llegar hasta aquí se escribe relativamente rápido:

  • La AEDE reclama al gobierno el establecimiento de un canon en función de los enlaces a sus noticias que les permita paliar las crecientes pérdidas que sufren como resultado de su patente inadaptación a internet.
  • Un gobierno obsesionado con su imagen en los periódicos negocia directamente con los medios de AEDE, que ya de por sí eran los que se repartían el jugoso pastel de la publicidad institucional, hacer pagar a Google a cambio de que sus periódicos dulcifiquen su línea editorial.
  • Los medios de AEDE acceden, y en muy poco tiempo, los tres directores más conflictivos de tres de los medios más representativos de AEDE, La Vanguardia, El Mundo y El País, son relevados y sustituidos por perfiles más “dóciles”. Una cascada de cambios que, en cualquier país civilizado, haría sonrojarse a cualquier gobierno y se consideraría una absoluta evidencia de corrupción y de censura gubernamental de los medios de comunicación.
  • AEDE y el gobierno se ponen a trabajar tomando como modelo la ley alemana, pero intentando tapar el “agujero” que permitió que en ese país, Google terminase no pagando a los medios. En Alemania, Google simplemente convirtió Google News en un servicio voluntario en el que, para estar incluidos, los medios debían renunciar a toda compensación, lo que le permitió eludir ese pago. Como forma burda de intentar evitar esa jugada (y como prueba clara de que cuando se entrega a un mono una ametralladora, hay peligro de que muchos terminen heridos), en España se decidió que la ley convertiría el pago por enlazar en “obligatorio e irrenunciable”.
  • A pesar de la oposición de todos los medios no adscritos a AEDE y de las evidentes advertencias de todos los analistas y de la comunidad internet, la medida es introducida en el borrador de la ley de propiedad intelectual. La versión del borrador enviado a Europa, sin embargo no incluye ese polémico artículo.
  • La ley es aprobada por la vía rápida, en un procedimiento en el que se trata de evitar toda discusión parlamentaria sobre la misma. La entrada en vigor está prevista para principios del año 2015, a pesar de que aún no se tienen ningún tipo de detalles sobre cómo se llevará a cabo el pago, quién pagará o cobrará y en función de qué criterios, etc.

Ahora, Google demuestra su consecuencia y su compromiso con la defensa de una internet libre anunciando el cierre de Google News en España y la exclusión del servicio de todas las publicaciones españolas. Mantener el servicio era sencillamente imposible: aunque Google pudiese hipotéticamente llegar a pagar por enlazar a los periódicos españoles, no tiene ningún sentido que pague por algo que no le reporta beneficios directos – el servicio Google News carece de publicidad – y consagraría un pago por enlace que es completamente contrario a la filosofía de internet, medio en el que Google desarrolla toda su actividad. Que Google pagase “porque puede” habría supuesto dejar abandonados a todos aquellos medios que no solo no pueden plantearse pagar, sino que han anunciado su intención de no hacerlo bajo ningún caso.

Enhorabuena, gobierno de España. Siguiendo las directrices de AEDE, una de las asociaciones más caducas y cavernícolas del mundo, habéis conseguido evidenciar que España es una corruptocracia en la que cualquier grupo de presión puede escribir leyes a su antojo (aunque sean abierta y claramente tan demenciales como ésta), en la que los periódicos condicionan su línea editorial a la financiación gubernamental, y en la que el gobierno no tiene la más maldita idea de cómo funciona internet. Lo anunciado hoy era algo completamente previsible, advertido hasta la saciedad, y de una gravedad muchísimo mayor de lo que inicialmente podría parecer. Es, sencillamente, la evidencia de un desastre”.

Viendo el tratamiento que esta noticia ha recibido en todos los medios nacionales, no se puede llegar a ninguna otra conclusión que ningún medio respetable está dispuesto a destapar toda la noticia no sea que después se pongan a sacar toda la basura, muy bien, que quede bien claro como se gestionan las democracias, no sea que nos excedamos con nuestras libertades…

Share on FacebookGoogle+Share on LinkedInshare on TumblrTweet about this on TwitterEmail to someone